Rafael Hernández Estefanía: «El mundo de las ambulancias es desconocido para la población general»

Entrevistamos al cirujano torácico Rafael Hernández Estefanía, autor de la novela ‘No reanimes a mi padre, Frederic Larsan’,  en la que relata la vida del personal de ambulancias.

Rafael Hernández Estefanía, doctor en Medicina y especialista en Cirugía Cardiovascular y Torácica, es el autor de “No reanimes a mi padre, Frederic Larsan”, la primera novela en España que relata la vida del personal de ambulancias. Con esta obra de la editorial Olélibros, el autor no solo abre un nuevo género en nuestro país, sino que consigue construir una historia que te mantiene enganchado desde el comienzo de la lectura. Recientemente hemos podido charlar con él y preguntarle por su novela, su experiencia durante la pandemia, sobre la situación sanitaria actual y de cómo la llegada de la COVID-19 ha configurado el sector.

La novela es el resultado de sus vivencias durante el período en que trabajó como médico de urgencias en una UVI móvil. ¿Por qué “No reanimes a mi padre, Frederic Larsan” es una novela tan adictiva como necesaria?

El mundo de las ambulancias es desconocido para la población general. Con esta novela he pretendido explicar cómo funcionan las emergencias extra-hospitalarias y quiénes las componen. Por ejemplo, poca gente sabe que quien conduce el vehículo es, en realidad, un Técnico en Emergencias Sanitarias, con unas funciones sanitarias muy concretas e importantes, o que hay muchos tipos de ambulancias y no todas llevan dentro un médico o una enfermera. Por otro lado, está escrita con el propósito de mantener al lector enganchado a las varias tramas que se desarrollan. Por lo que me manifiestan los que la han leído, parece que lo he conseguido.

Cerca de cumplirse un año de su publicación y con la explosión de la COVID-19… ¿Cómo se ha visto afectada la realidad del personal sanitario de ambulancia?

El personal sanitario de las emergencias extra-hospitalarias es otro de los colectivos sanitarios que ha sufrido mucho. Piensen que han realizado el trabajo que desempeñan cada día del año, pero con el añadido de tener que hacerlo enfundados con todos los equipos de prevención individual dentro de una ambulancia, un espacio ya de por sí pequeño. Y les aseguro que estar más de treinta minutos dentro de un mono EPI es un autentico calvario.

[/vc_column_text]

«Lo que vivimos durante la primera ola me ha marcado a nivel personal y profesional. Si tuviera que resumirlo en una palabra ésta sería “impotencia”.»

Usted ha sido destinado a UCI durante la pandemia, ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Y en su especialidad? ¿Con qué dificultades se han encontrado?

Trabajé durante nueve años en un servicio de cirugía cardiaca donde los cirujanos eran los responsables del post-operatorio en UCI, y también casi dos años en una ambulancia medicalizada (UVI móvil), por lo que no me resulta ajeno el trabajo en una unidad de cuidados intensivos. Aun así, lo que vivimos durante la primera ola me ha marcado a nivel personal y profesional. Si tuviera que resumirlo en una palabra ésta sería “impotencia”. No disponíamos de un tratamiento específico eficaz y algunos pacientes fallecían sin que pudiésemos hacer nada. En relación con las intervenciones, todas se suspendieron, y solo operamos patologías emergentes como, por ejemplo, disecciones de aorta.

¿Estas vivencias han cambiado la visión que tenía de su profesión?

Más bien me ha hecho reflexionar a nivel personal. Ahora valoro mucho más el tiempo. Está claro que no somos eternos y que, en cualquier momento, puedes tener una sorpresa desagradable.

Rafael Hernández, con su novela «No reanimes a mi padre, Frederic Larsán»

¿Tendremos pronto nueva novela de Rafael Hernández Estefanía contando vivencias que se hayan podido desarrollar durante los meses de pandemia?

Estoy corrigiendo mi nuevo libro que es un diario sobre la pandemia cuyo protagonista es el mismo de “No reanimes a mi padre, Frederic Larsan”. Espero tenerlo listo para publicación a final de año.

¿Cómo ve el futuro del sector de la cirugía cardiaca?

El tratamiento de las patologías cardiacas ha evolucionado significativamente con el cambio de siglo. El cirujano cardiaco ha de engancharse a ellas en todo momento, sin olvidar que la cirugía clásica tiene, hoy en día, unos resultados excelentes.

Rafael Hernández posa con su novela «No reanimes a mi padre, Frederic Larsán»

 

¿Tendremos pronto nueva novela de Rafael Hernández Estefanía contando vivencias que se hayan podido desarrollar durante los meses de pandemia?

Estoy corrigiendo mi nuevo libro que es un diario sobre la pandemia cuyo protagonista es el mismo de “No reanimes a mi padre, Frederic Larsan”. Espero tenerlo listo para publicación a final de año.

¿Cómo ve el futuro del sector de la cirugía cardiaca?

El tratamiento de las patologías cardiacas ha evolucionado significativamente con el cambio de siglo. El cirujano cardiaco ha de engancharse a ellas en todo momento, sin olvidar que la cirugía clásica tiene, hoy en día, unos resultados excelentes.

[/vc_column][/vc_row]



Pin It on Pinterest

Share This